sábado, 27 de marzo de 2010

24 de marzo 2010

PARA VOS, CARLOS:

2 comentarios:

Mariela dijo...

Mi mamá fue mejor amiga de Carlos. Hoy después de tanto dolor lo compartió conmigo. Ella le dió asilo en su casa, y una parte de su alma murió cuando la madre de Carlos fué hasta su casa a buscar sus petenencias y comnicarle la triste noticia: la desaparión había finalizado como asesinato. Lo extraña, y confesó nunca más haber podido lograr establecer una amistad tan grande como con él. Ella fué su amiga del alma, hoy me enorgullece ser su hija, porque ella es un relato viviente de la vida del "chamaco". Es un milagro que la gente que estuvo a su lado pueda cantar la historia, es un milagro que estemos vivos, y también es un milagro que la Vida de Carlos siga siendo compartida, recordad y honrada.. ni olvido ni perdón..

Mónica dijo...

Mariela, ojalá leas estas líneas y te puedas poner en contacto me gustaría mucho incluir testimonios sobre Carlos porque lo merece. Recién hoy veo este comentario y lamento tanto no haberlo visto antes!
espero: monica@loquesomos.org